Hablar de una transición se debería entender como un tema sumamente serio, y no tomarse a la ligera como algunas personas le gusta para “no morir” de la grave molestia, pero y si un día como hoy, en esta época es necesaria esa molestia, ese odio que nos haga actuar de manera sumamente visceral y podamos cumplir un deseo que llenaría los corazones de muchos, y quizá nos haría entender que aveces es solo actuar es necesario como sociedad, en algunos casos lo hemos vivido, en aquellos momentos que luchamos con un propósito personal; hemos demostrado a muchas sociedades que luchar es necesario solo si se lucha con un fin verdaderamente lógico y conciso, este rumbo es la única opción lógica y objetiva que se puede realizar, claro que es necesario entender que Venezuela a vivido mas de una ves estos procesos necesarios para una reestructuración, y con ello hemos aprendido cosas esenciales tales como, NO puede ser políticos convencionales que nos han llevado a esta escena, SOLO puede ser personas especialistas en la materia quienes nos deben llevar a un lugar sumamente centrado, debemos pensar en el futuro de nuestra nación, debemos entender que solo se necesita luchar, solo debemos hacerlo nosotros quienes tenemos la ficha decisiva, nosotros somo el gatillo, la bala, la pistola y hasta somos la trayectoria de la misma, no conocemos el poder mas grande que tenemos en nuestras manos, no importa si el día de mañana, la asamblea nombre lo que nombre o el TSJ nombre el gobierno que sea, si nosotros el pueblo, ese ciudadano que se levanta temprano para el día a día, debemos entender que todos y cada uno cuenta, somos unos ciudadanos que en el día de hoy todos y cada uno vive este desagrado; de maneras distintas, desde los que están afuera viviendo con la xenofobia, hasta el que vive dentro con divisas externas que se preocupa por encontrar comida de alguna forma, por que tener dinero no significa tener comida o calidad, solo significa tener dinero sin valor, como todo régimen socialista al fin.

 

Escribo con un gran dolor en el corazón  pero siempre con mi frente en alto por que no habrá dictadura que pueda doblegarnos, debemos cumplir nuestro papel en este país en el día de hoy, lo digo de manera sincera, no soy ni seré libre mientras esta opresión siga existiendo en mi país, de aquel donde nací, hoy con esto doy un grito de resistencia y aseguro que peleare en cualquier terreno donde se necesita por nuestra libertad, dime tu ¿Que harás?